El gobierno de Japón planea reabrir las centrales nucleares

Después del accidente de Fukushima la aceptación de la energía nuclear en el país nipón (y en el mundo) cayó drásticamente. El miedo de la población a sufrir un nuevo accidente provocó que el gobierno japonés cerrara las centrales nucleares que no habían sufrido ningún daño después del accidente de Marzo de 2011. Por supuesto, aunque su objetivo era fomentar las energías renovables, a corto plazo esta decisión disparó los niveles de emisión de gases de efecto invernadero. Desde entonces el país ha vivido un apagón nuclear.

Tres años después, en el marco de un nuevo plan energético, el gobierno ha decidido reabrir esas centrales y construir nuevas, con el objetivo de asegurar el abastecimiento de energía. La decisión ha llegado con polémica, pues muchos lo ven como un cambio en la política energética del país orientada a fomentar las energías renovables.

Susquehanna_steam_electric_stationEl miedo a la energía nuclear tiene su origen, principalmente, en su aplicación en las armas nucleares y los accidentes como Chernobil y Fukushima. Por supuesto, las películas y libros se han encargado de hablarnos de mutantes, apocalipsis, radiación mortal… Pero, ¿son las centrales nuclear más peligrosas que el resto de centrales energéticas?

Recientemente, un grupo de investigadores presentó un estudio en el que concluía que el uso de la energía nuclear en lugar de las fuentes de energía de combustibles fósiles había prevenido la muerte de millones de personas en el mundo (1.84 millones, concretamente), y que podría salvar a muchas otras en las próximas décadas. El estudio se centraba en la ausencia de emisiones de gases de efecto invernadero, lluvia ácida o contaminación del aire. Es decir, si la energía producida por centrales nucleares hubiese sido producida por combustibles fósiles habría 1.84 millones de muertos más.

muertes-energia

Figura basada en el estudio ENSAD (Energy-related Severe Accident Database) del Instituto Suizo Paul Scherrer. Se comparan las tasas de muertes inmediatas por cada gigavatio eléctrico – año producido, basadas en la experiencia histórica de accidentes graves ocurridos en el periodo 1969-2000. Nótese que la escala vertical es logarítmica. Las tasas de gases licuados de petróleo (LPG) son las más altas, incluso en los países de la OCDE y del grupo EU15. En el caso de la energía nuclear, todas las muertes corresponden al accidente de Chernóbil. La tabla no incluye las muertes latentes que puedan producirse, por ejemplo, por la contaminación resultante de la combustión de carbón u otros combustibles fósiles, o por los efectos posteriores de la radiactividad producida en Chernóbil. (via http://pendientedemigracion.ucm.es/info/otri/cult_cient/infocientifica/201103_04not.htm)

¿Y qué pasa con los residuos nucleares? Claramente, es un tema polémico. Nadie quiere tener cerca residuos que pueden ser peligrosos. Hay una gran cantidad de campañas y movimientos que avisan del riesgo potencial de los residuos radiactivos de larga vida producidos en las centrales nucleares. Sin embargo, estos cementerios están especialmente diseñados para no tener fugas. Los residuos, que no son mucha cantidad,se entierran a gran profundidad. Los residuos de la quema del carbón, por otro lado, son mucho más peligrosos. Primero, porque se emiten al aire y quedan en el suelo. Segundo porque son más dañinos. Estos residuos incluyen berilio, cadmio, arsénico, níquel y cromo; elementos cancerígenos que, a diferencia de los residuos nucleares, sí duran para siempre. Además, el carbón también contiene cantidades de uranio, como impurezas, que es una fuente de emisión del radón. Como en las centrales nucleares se consume el uranio, se previene la muerte por exposición a gas radón.

En la siguiente tabla os muestro las muertes eventuales causadas por los residuos de una planta generadora de 1000 MW–año de energía eléctrica:

Nuclear

Residuos de alta actividad …………..0.018

Emisión de Radón…………………. -420*

Emisión de rutinas (Xe,C-14,Cr,H-3) …..0.3

Residuos de baja actividad …………..0.0004

Carbón

Contaminación del aire ………………75

Emisión de Radón…………………… 30

Cancerígenos químicos………………..70

Solar

Carbón para materiales (acero,vidrio,aluminio)……………. 3

Sulfúrico de Cadmio(si es usado) ……..80

* El numero negativo significa cantidad de muertes evitadas y no causadas

Por supuesto, estos datos contrastan el uso de energía nuclear frente a combustibles fósiles. El uso de energías renovables no está contemplado y, aunque no están libres de riesgos, pueden ser una alternativa en un futuro.

Como conclusión, no hay que tener tanto miedo a la energía nuclear. Es una tecnología con décadas de historia. Desafortunadamente, no está exenta de accidentes, pero están mucho más controlados y producen menos daños que el resto de accidentes en centrales energéticas. Desgraciadamente, se les da más publicidad negativa.